El buen trabajo de nuestro compañero, nos ayuda.

Como bien digo, siempre se ha dicho que ayuda mucho tener un buen compañero de fatigas y es cierto, para que un trabajo de sus frutos hay que sudar y sufrir.

Lógicamente en el trabajo de exhibición es diferente, vale más que parezca que hace daño una técnica, que hacer daño real se debe transmitir dolor, no sufrirlo. Un claro ejemplo de lo que he escrito es la siguiente exhibición del Maestro Lee Chang Soo.

Transmite un dolor a veces exagerado, pero es la forma de llegar al publico y mostrar la dureza de una técnica.

Deja un comentario